General

Presentación de «Estilo jurídico»



¿Por qué lo de «estilo»?

El estilo es lo que no se ve pero se nota, deja huella. Poco hay tan evanescente, pero al mismo tiempo tan presente, como el estilo. El mundo del Derecho, donde las formas son muy relevantes, se identifica de inmediato por lo peculiar de su lenguaje. Pero a su vez, cada jurista muestra su propio estilo, una singular «maniera» expresiva con la que pretende diferenciarse del resto de sus colegas.

Cuando en «El alma de la toga» habla sobre el estilo forense,  Ossorio y Gallardo exhorta a los letrados a usar la palabra con dignidad, con pulcritud y con eficacia. Y les marca como ideal para sus escritos una exigente tríada estilística: «En el abogado hay tres escritores: el historiador, el novelista y el dialéctico».

Será por todo esto que, tras más de veinticuatro años de ejercicio de la Abogacía y trece en la docencia universitaria, todavía se me siguen planteando dudas acerca del estilo. Incertidumbres que, como aspirante a jurista, me espolean en mi afán de refinar todo lo que pueda la forma en que me expreso, tanto oralmente como por escrito.

¿Qué pretendo con este blog?

Desde mi condición de modesto práctico del Derecho, desentrañar algunas claves de la peculiar manera de escribir y hablar de los juristas. Volcar aquí algo de mi añorada (por desaparecida) asignatura de «Prácticum Interno», que impartí durante muchos cursos en la Facultad de Derecho. Poder ser así al menos de una moderada utilidad, espero, tanto para los legos como para los estudiantes (o estudiosos) de disciplinas jurídicas y para los prácticos. Seguir aprendiendo y continuar modelando mi propio estilo personal. Sin dejar de ser consciente de que, aun teniendo importancia las formas, lo principal siempre será el fondo, porque el estilo hueco se queda en nada. Todo ello con visión crítica y una pizca de sentido del humor, si me fuera posible.

Con estas intenciones abriré una entrada quincenal.

Lo que no persigo es convertirme en oráculo o en guardián de las esencias de la gramática española aplicada al Derecho. Lejos de mí el intentar sentar doctrina. No quiero caer en la severidad, y espero eludir la diatriba, esa antagonista de la elegancia. Tampoco será este un sitio de aportaciones científicas ni de análisis de la actualidad jurídica, sino volcado en otros mucho más humildes asuntos formales. Si el paciente lector ha llegado hasta aquí habrá comprendido ya también que, a pesar del título, no nos dedicaremos a comentar la moda en el vestir que lucen los juristas.

Discúlpeme quien lea este blog si en su desarrollo llevo demasiado lejos mi naturaleza puntillosa, o si mi lenguaje resulta un tanto trasnochado. A fin de cuentas, es también una cuestión de estilo.

Incipere dimidium est.

Anuncios
Estándar

8 comentarios en “Presentación de «Estilo jurídico»

  1. Pingback: Primer aniversario con estilo | Estilo jurídico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s