Escritos procesales, Estilo de escritura

Apología de la brevedad en los escritos procesales


Seré breve, señorías.

Porque un escrito procesal debería ser breve. Nada de circunloquios. Llamar al pan, pan, y al vino, vino. Seguir un orden visible y coherente. Desprenderse de todo adorno. Plasmar sólo lo necesario para ser bien entendido.

Me identifico. Soy un creyente en la discreta fuerza de la escritura elegante. Habito en el foro (y en la blogosfera).

Es un hecho que nuestros escritos asemejan mamotretos. Y otro, que la concisión es posible. Me remito a las pruebas que atesoro.

Las razones que me asisten para impetrar brevedad son simples, aunque trascendentes: la dignidad de la persona, que nos impele a comunicarnos lo mejor posible; más la inconsciente aspiración humana a la perfección («ars longa, vita brevis»). Tengan a bien acogerlas.

PIDO: Lo justo.

OTROSÍ: Nada más.

En el mundo, hoy.

Anuncio publicitario
Estándar

6 comentarios en “Apología de la brevedad en los escritos procesales

  1. Pingback: Semifinalista en los Premios Blogs Jurídicos de Oro 2022 por el artículo: El contrato menor de servicios como fuente de la relación jurídico-laboral del indefinido no-fijo - Adenda

  2. Pingback: Proclamados los Premios Blogs Jurídicos de Oro 2022 (4ª Edición) — delaJusticia.com | Estilo jurídico

  3. Pingback: Semifinalistas de los Premios Blogs Jurídicos de Oro 2022: Abierta la votación final — delaJusticia.com | Estilo jurídico

  4. Pingback: Semifinalistas de los Premios Blogs Jurídicos de Oro 2022: Abierta la votación final - delajusticia.com - El rincón jurídico de José Ramón Chaves

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s